Para emprender con éxito necesitas trabajar muy duro en encontrar un equilibrio entre tu negocio y tu vida personal. Conoce algunos consejos para encontrar equilibrio entre tu relación y  tu vida como emprendedor.

Hablemos de un asunto común, pero poco comentado. El corazoncito de un emprendedor o emprendedora. En la vida no sólo se trata de buscar ayudar a los demás, de alcanzar un grado de liderazgo, generar dinero y hacer negocios. También se vale encontrar el amor y tener con quien compartir el fruto de tu esfuerzo.

Hay un sin fin de audios y vídeos sobre los puntos más importantes para convertirte en un líder, cómo vender más o cómo ser mejor jefe o empresario. Pero, ¿qué hay sobre el asunto de la media naranja, ese amorcito? Y sí, hay muchos otros contenidos dedicados a la comunicación de la pareja, cómo resolver problemas de matrimonio, etc. Pero, ¿qué pasa cuando hablamos del terreno amoroso en la vida de la gente emprendedora? Si para las personas con empleos es ya de por sí complicado, ¡imagínate para los emprendedores!

Veamos a continuación, algunos consejos sobre cómo encontrar equilibrio entre tu negocio y tu pareja.

Si eres emprendedor y tienes pareja seguro en algún punto de la relación has escuchado la famosa frase: “¡Tu negocio o yo!”. ¿O me equivoco?

Que levante la mano quién ha tenido problemas en el paraíso por su trabajo.

El asunto es muy común. Tanto que por ello decidí dedicar el episodio al tema. Es un fenómeno bastante interesante.

Aquí hay de dos sopas:

A) Como en la mayoría de las historias, comenzaste tu negocio sola o solo, pasaste los momentos más difíciles y decisivos de la construcción de tu negocio o empresa. Y digo, como la mayoría, porque es muy común que los espíritus emprendedores casi siempre actúan solos, son muy independientes. El asunto es que una vez que ya conseguiste tus primeros logros y hacer rentable el asunto; ahora tu trabajo es no descuidar lo que con esfuerzo has creado, pero en el camino estabas solita o solito y encontraste a esa persona especial. Estás enamorad@, pero hay problemas porque tu actual pareja no entiende tus horarios, tu pasión y dedicación a tu trabajo. Añádele que siempre has hecho tus cosas sol@, así que tampoco sabes bien cómo proceder para tener a tu pareja feliz y al mismo tiempo no dejar el negocio.

O quizá te encuentras en el caso:

B) Eres un pionero en el mundo de los negocios, quieres y sueñas con ser un emprendedor, pero en este punto te toca picar piedra como jamás lo imaginaste. Acabas de renunciar a tu trabajo estable o estar por hacerlo. Quieres montar tu propio sueño, pero tienes pareja, alguien con quien llevas tiempo y no te apoya mucho en el asunto. No entiende que tienes que trabajar mucho antes de poder disfrutar. Que vas a hacer muchos sacrificios, pero como no ve todo lo que va a implicar para llegar a algo, simplemente surgen discusiones más frecuentes que nunca y no sabes tampoco qué hacer.

Y en este asunto, como siempre lo recalco, es importante valorar el papel de la Comunicación. Necesitas soluciones claras para resultados claros. Evidentemente, si tienes broncas personales es bien difícil que te concentres en el trabajo, que rindas igual y está comprobado que cuando una de las áreas de tu vida no marcha bien, de ley afecta al resto. Si no me crees te recomiendo que leas cualquiera de los libros de John Maxwell, pues uno de los puntos principales que él ensaya en sus obras es que para poder ser un gran líder en cualquier ramo necesitas trabajar en tu persona y adquirir una serie de características para alcanzar la plenitud. Y por supuesto entre ellas está el ser una buena pareja.

Y tú me dirás bueno Ingrid, ¿quién eres tú para darme consejos a mí sobre relaciones? ¿Por qué debería de escucharte sobre este tipo de temas? Y la respuesta es que en este asunto tengo 6 años de experiencia. He sido pareja de una persona emprendedora durante 6 años, quizá sean pocos, quizá sean muchos, no lo sé, pero creo que vale la pena que conozcas mi experiencia y al final decidas si algo de esto te puede servir. Aquí te dejo los consejos por si llevas prisa, si quieres escuchar mi historia no te pierdas el podcast, puedes escucharlo desde Youtube, iVoox, iTunes o TuneIn.

Cómo encontrar equilibrio entre mi negocio y mi pareja

CONSEJOS PARA EL EMPRENDEDOR

Aprende a confiar
Emprender es regularmente una tarea solitaria y en el camino te acostumbras a hacer todo solo, a guardarte todo. Pero, al estar con alguien tienes que aprender a confiar tus miedos, sentimientos, frustraciones, anhelos, sueños y metas.

La confianza es fundamental para poder llevar una relación duradera al par de un negocio. Es un pilar clave para tu formación como líder y es básico para encontrar ese famoso equilibrio. Tener a tu lado a alguien en quien confiar plenamente es no sólo una tarea compleja, sobre todo cuando has estado solo por mucho tiempo, por decepciones amorosas, por dedicar tu vida a tu negocio o porque no habías encontrado a esa personita, etc. Pero también es un beneficio y ventaja ante la adversidad.

2 Trabaja en tu Comunicación

El segundo punto es simplemente resultado de trabajar el primero, y por ello, ambos son difíciles al principio. Tener que lidiar con los problemas, tomar decisiones sol@ y de un buen día a otro tener a alguien es complicado de adaptarse. Pero, es importante comenzar el ejercicio.

Si te guardas todo lo que te preocupa y llevas tus batallas en soledad, seguro que tu pareja actuará con poca o nula paciencia y empatía. Y en lugar de ser un apoyo y refugio para ti mi querido emprendedor, será un problema o un ambiente desalentador. Justo como me pasó a mi con mi pareja. Porque te puedo asegurar que a mediano y largo plazo eso desatará conflictos fuertes.

3  Incentiva el trabajo en equipo

Tener un negocio implica hacer mil cosas, delegar tareas y organizar todo de manera efectiva. Las parejas que cooperan en el día a día a objetivos en común, son aquellas que son más felices y hay mejores resultados en sus negocios.

Si tu pareja quiere involucrarse en tu negocio, pueden dividir tareas y pendientes, hacer cosas entre los dos. Si hay pagos por hacer, por ejemplo, se pueden dividir para hacerlos y al final de la tarde ir a comer juntos, esto por darte un ejemplo cotidiano.

En caso de que tenga un trabajo aparte y no tiene nada que ver con lo que tú haces, entonces pueden hacer equipo para otras cosas más personales. Un día que te lleve comida a tu negocio y coman juntos o tú pasa por comida y ve a  su trabajo y ahórrale el salir a comer. Si tienes que pintar tu local y lo harás tú mismo, puedes pedirle que te ayude. Puede ser algo que hagan en común. O si vas a cambiar de muebles invítalo a que te ayude a hacer cotizaciones. Todo esto por poner ejemplos. El asunto es que se involucre tu pareja, tengan micro proyectos en común, cosas que los hagan pasar tiempo e involucrarse más en tus cosas.

4 Llega a acuerdos y cúmplelos  

Como emprendedor, evidentemente tendrás menos tiempo en ocasiones. Tú no tienes días festivos, puentes o vacaciones estipuladas. Y es claro que muchas veces estarás ausente. Para evitar conflictos con tu pareja. Propón acuerdos. De entrada que hagas propuestas refleja que tienes iniciativa, disposición y actitud de querer encontrar tiempo para tu pareja.

Pacten acuerdos y lo más importante cúmplelos en la medida de lo posible. Evidentemente, habrá cosas que pasen de último momento, pero no ropas promesas o pactos con frecuencia o habrá roses y crearás resentimiento por parte de tu pareja.

5 Separa tus tiempos de trabajo y los de pareja 

Al igual que el punto anterior, también es importante que tengas control y orden entre los dos lados de tu vida. Además de los acuerdos necesitas tener claro los momentos. Cuando es momento de trabajar, apégate a los horarios, no te distraigas o prestes tiempo a asuntos que no son de trabajo. Cuando sea momento de estar en la mesa con tu pareja o estés descansando deja el trabajo de lado, así como el teléfono, reitero en la medida de lo posible, y dedicate a disfrutar de tu pareja e hijos (si es que tienes).  Hacer esto te ayuda a mejorar tu productividad y dedicar un tiempo de calidad real a tu relación.

Retomando el ejemplo del trabajo en equipo. Si tu pareja te acompaña al banco, van a hacer inventario juntos o te acompaña a hacer algún trámite, no cuentes esas actividades como “ya salimos, ya convivimos, con eso basta”. No.

Por lo menos una vez a la semana dedica un momento de calidad a tu pareja, vayan al cine, quédense en casa viendo una serie, dense una escapadita algún hotel de vez en cuando, o desayunen un domingo algo que a ambos les guste mucho. Vayan a caminar a algún parque o pasen un sábado sin hacer nada más que estar abrazados. Para dar tiempo de calidad no necesitas gastar o echarle tanto coco de a dónde ir. Las cosas más simples pueden llenar tus sentidos de una manera muy muy padre.

Y no olvides el romance. No importa si llevan 1 mes o 10 años juntos, dedicar tiempo de calidad a tu pareja también se traduce en detalles, palabras, atenciones y apapacho. No se trata de comprar regalos  costosos todo el tiempo, a veces un simple mensaje en una servilleta o un preparar el desayuno al ser amado valen la pena.

6 Dedica tiempo a descansa

Para poder rendir al cien en tu negocio y estar contento y ofrecer calidad a tu relación necesitas descansar. El descanso para muchos no es tema de interés. En el mundo del emprendimiento es común hablar de cómo ser más productivo, cómo hacer mejores ventas, cómo ser un líder. Pero no todos hablan de la importancia del descanso.

Es importante que dentro de tu agenda, busques hacerte espacio para ti, para descansar y olvidarte un poco de todo. Sé que al principio de tu camino como emprendedor esto será complicado o casi imposible, pero trata de hacer espacios de mínimo 20 minutos, media hora, o una tarde a la semana para dedicartela a ti mismo.

Y tú dirás, bueno Ingrid, pero ¿para qué me hablas de descansar?, yo duermo todos los días. Sí, pero es importante destinar un tiempo y actividades definidas y claras a descansar bien; por ejemplo: dedicar ciertas horas de sueño (6 o 7 diarias), descansar del teléfono por lo menos algunas horas o una tarde en fin de semana, no salir de casa por lo menos un día entero al mes para despejarte del tráfico y/o el transporte público. ¿Para qué?

Para rendir mejor. Si estás cansado todo el mes o todo el trimestre te juro que el cansancio te pasará factura. De entrada estarás menos concentrado en el negocio, tendrás menos resultados y eres más susceptible a cometer errores. Mientras con tu pareja tendrás menos energía, menos apetito sexual, tu vida sexual será menos activa y tendrás menos humor para el romance y esas cosas bonitas del amor. Y recuerda que el tema de la cama, el romance y los detalles son fundamentales para que una pareja sea feliz.

7 Sé empático

En la medida en que crees la capacidad de pensar por los demás, de ponerte un poco los zapatos de tu pareja, en su sentir, podrás desarrollar la capacidad de ceder. En las relaciones hay que ceder en muchos aspectos, el principal se llama ego. El peor enemigo de una relación es el ego. Si crees que con una acción tuya harás que tu pareja gane o tú vas a perder, créeme estás pensando mal. Una pareja es un equipo, y no una competencia. Frente a los problemas y la adversidad en general tienes que ver a tu pareja como tu compañero; son ustedes dos contra el problema y no entre ustedes.

Ser emprendedor no es fácil en ningún aspecto, pero ser la pareja de uno tampoco lo es. Toma siempre en cuenta el contexto de tu pareja. Si sientes que no te entiende, analiza de entrada si conoce el ambiente y mundo en el que te mueves. Si el emprendimiento es ajeno para tu pareja trabaja tu empatía y busca hacer que se acerque, claro, si quiere y tú estás listo para compartir tu mundo.

Piensa cómo reaccionaste al principio tú mismo ante el emprendimiento y piensa cómo se siente tu pareja ante tal reto. Si está familiarizad@, sólo ayúdale a que vea tu labor de cerca. Comunícate lo más que puedas con ella o él para que puedan poner en práctica todos estos consejos que te he dado.

CONSEJOS PARA LA PAREJA DE UN EMPRENDEDOR

1 Muestra disposición 

Un emprendedor es un ser humano valiente, alguien que se la está jugando por la libre. Alguien que está luchando solo ante todo para conseguir hacer lo que ama y vivir de ello. Y aunado a todo el trabajo y estrés al que está impuesta la gente con un empleo normal, el emprendedor lidia con más todavía. Entre poner el pecho ante las balas del miedo, la duda, la presión de ser líder, llevar la administración y manejo de todo, por ponerte algunos ejemplos, es mucha carga para ellos.

Si eres la novia o novio o pareja de un emprendedor, demuestra y pon disposición de tu parte para hacerle menos fuerte la carga que lleva encima. En caso de que no conozcas el mundo en el que se mueve, busca involucrarte, claro si tu pareja lo desea y está listo para compartir contigo ese aspecto de su vida. Si te quiere enseñar lo que hace, muéstrate positiv@ y dale interés. Porque tal vez para ti no sea de tu total interés, quizá sea distinto a tu carrera o trabajo, pero para ellos es su mundo y lo quieren compartir contigo.

2 Trabaja en la comunicación

Aprende a escuchar. A veces las personas no necesitan consejos, simplemente necesitan ser escuchados, tener con quien desahogarse. Un emprendedor tiene demasiado peso sobre sus hombros, ayúdale a que sea menos con tu compañía. Si te pide consejo dalo, sino lo pide, sólo escucha a tu chica o tu chico. Un abrazo y un interés sincero en poner atención son más valiosos de lo que puedes imaginar.

También cuéntale tus cosas. Si hay aspectos de tu vida en los que como pareja creas que comienza a haber problemas, no te los calles. Es mejor hablar ahora a esperar a que todo esté fuera de control. Sé honest@ siempre y comparte con él/ella también sobre tu empleo, tu negocio o tu proyecto. Nunca sabes qué información puede ser enriquecedora para ambas partes y ayudar al otro en su terreno.

3 Busca apoyar

 Ya sea en los proyectos o de forma más personal. Como dije en el punto anterior. Si ambos se dedican a lo mismo, son emprendedores o sus trabajos tienen cosas en común pueden unir fuerzas y hacer cosas juntos. Pero si tu carrera o trabajo es totalmente diferente a su negocio, pueden hacer equipo en otros aspectos más personales para convivir más y resolver retos en común.

Si lo tuyo es la contabilidad le puedes echar la mano en ese tema o darle en contacto de un colega para que le ayude. O si eres diseñadora puedes ayudarle con la imagen del negocio o simplemente estar presente en sus ponencias o ayudarla a repasar un discurso, etc.

 4 Desarrolla la paciencia 

Como ya vimos el tiempo de un emprendedor es complejo. Tiene más responsabilidades de las que parecen a simple vista. Montar un negocio, tener gente a cargo son sólo algunos de los aspectos que depositan mayor tiempo y presencia de un emprendedor. Así que necesitas paciencia para acoplarte a su forma de vida. No siempre tendrá la misma disposición que el resto de la gente de atenderte después de las 6 p.m. o hacer actividades los fines de semana. Pero con el paso del tiempo, será más libre en sus tiempos siempre y cuando lo apoyes en el camino de la siembra para poder disfrutar de la cosecha.

5 Negocia y acepta llegar a acuerdos

Así como el emprendedor debe proponer acuerdos y respetarlos. También es importante que como pareja estés abierto o abierta al diálogo, a la negociación. Un emprendedor no está disponible con facilidad y menos en las primeras etapas, si al saber esto quieres iniciar una relación tienes que tener la mente abierta y la madurez para aceptar que no siempre podrá estar contigo, pero no es porque no quiera o ame más su trabajo, simplemente tiene responsabilidades.

Por tanto tienes que conducirte por la vida con la idea de que aunque no estén juntos todo el tiempo o más que otras parejas con empleos normales, no pasa nada, no es que no te quiera, es que está creando algo desde cero y por bien de los dos.

6 Respeta los tiempos establecidos

Así como el emprendedor debe dividir sus tiempos, tú como su pareja debes respetarlos. No hacer drama si no te llama diario o no te contesta rápido. Dale su espacio. Créeme, un emprendedor necesita a su lado a una persona igual de inteligente, quien no tenga tiempo para celos y pensamientos negativos, que esté también ocupado en sus propios proyectos. Como dice una frase: “La gente exitosa está tan ocupada que no tiene tiempo de hacer panchos de nada”. Y así es, un emprendedor, una emprendora, necesita a alguien que sepa que su pareja está haciendo lo suyo por sacar su negocio adelante y no está perdiendo el tiempo.

Si quieres compartir tiempo de calidad con tu pareja, déjala trabajar. Si respetas sus horarios de trabajo, tienes derecho a disfrutar de su tiempo de pareja cuando te toque. Recuerda “Trabaja hoy, disfruta mañana”.

7 Sé empático

Sabiendo todo lo que ya te chutaste es importante cerrar con este punto. Un emprendedor necesita a alguien con ese nivel de inteligencia y madurez, capaz de apoyar, alentar y ayudarlo en el camino.

Si tu pareja tiene un sueño y quiere comenzar a emprender, ayúdal@, apóyal@, aliéntal@ a que lo intente. El mundo le dirá que no, l@ juzgará y l@ pondrá a prueba. Le harán dudar, lo criticarán o se burlarán de él/ella. Se tú quien la haga o lo haga más fuerte. Se tú quien lo apoye. Si tú que eres su pareja no lo hace, entonces ¿quién?

Si tu pareja ya tiene un negocio, quizá no te tocó ver lo que le costó llegar ahí, pero sabiendo todo esto, ayúdale a cuidar su patrimonio. Ayúdale a ir por más, a construir o expandir más su éxito. Sé la compañía ideal para juntos no perder sino ganar.

¿Prefieres escuchar que leer? Checa el podcast aquí:

 

Quiero cerrar el programa con el siguiente proverbio chino que dice:

“Si caminas solo irás más rápido; si caminas acompañado llegarás más lejos”.

Yo soy Ingrid Cervantes y mil mil gracias por darme lo valioso que una persona puede dar… tu tiempo. Por cierto, cuéntame si te gusta el programa, con qué lecciones o moraleja te quedaste de la película. Dale me gusta en en la plataforma que me escuches iVoox, iTunes, TuneIn o Youtube.

Te espero en el próximo episodio de tu programa Speak, el podcast donde conocerás todos los temas relacionados a comunicar y emprender. Speak la clave es comunicar.

¿Te gustó el tema?

Búscame en Youtube, iVoox, iTunes o TuneIn 

Disfruta en Youtube

Suscríbete a iVoox

Escucha en iTunesSpeak_LaClaveEsComunicar_DisponibleItunes

Escucha en TuneIn